Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola.
Política de cookies +
Página no oficial
  • FAQ

  • Noticias

  • Agenda

  • La Policía Nacional

  • Unidades

  • Encuestas

  • Enlaces

  • Guardia-Civil.net

  • Academianet

Noticias

Truco para comenzar a subir en las dominadas
04/09/2017

Truco para comenzar a subir en las dominadas

Las dominadas son uno de los mejores ejercicios para evaluar nuestra fuerza relativa, es decir, en relación a nuestro peso corporal. Es el ejercicio por excelencia en las rutinas de calistenia, además de ser un movimiento muy completo que implica la musculatura de brazos, espalda y musculatura estabilizadora. En otros posts te hemos dado las claves para comenzar a hacerlas desde cero, y hoy te traemos un buen truco para comenzar a subir.

Uno de los momentos clave del movimiento de las dominadas es el arranque, cuando tenemos que comenzar a tirar de nuestro cuerpo totalmente suspendido en el aire. Las dominadas implican, además de tener una buena fuerza relativa, ser capaces de reclutar los músculos implicados en un orden concreto, que suele ser lo más difícil de cumplir. Muchas veces no subimos porque intentamos tirar hacia arriba de nosotros solo con los brazos, cuando involucrar los músculos de la espalda desde el primer momento es mucho más efectivo. ¿Quieres saber cómo hacerlo?
La semana pasada aparecía en el blog de Bret Contreras un artículo escrito por Max Schank, entrenador y fundador de Ambition Athletics y experto en entrenamiento con el peso corporal, en el que nos habla de un pequeño truco para mejorar el arranque de las dominadas. En la introducción al artículo, Contreras nos dice que sus clientes han conseguido subir desde cero aplicando este movimiento, por lo que merece la pena echarle un vistazo.

Realmente, la propuesta de Schank es sencilla: consiste en cambiar el plano del cuerpo a uno inclinado para maximizar el uso de los dorsales en el arranque. Partimos con nuestro cuerpo perpendicular al suelo, y a partir de ahí solo tenemos que inclinarlo hacia atrás para que al subir el movimiento que realicemos sea mucho más parecido al remo que realizamos con barra en bipedestación.

La idea que debemos interiorizar es la de sacar el pecho hacia fuera y realizar una retracción escapular, de modo que los músculos a reclutar en la subida son los dorsales, mucho más potentes que los músculos de los brazos y los hombros, por lo que la subida será más sencilla.

Fuente-Texto: © vitonica.com/ Lady Fitness/ 22-06-2015
Fuente-Foto: © de su autor/ publicación

Ver todos las Noticias